Tel: 91 515 73 37 -

Cómo deben ser las rampas para personas con movilidad reducida (I)

Cómo deben ser las rampas para personas con movilidad reducida (I)

Un trabajo muy demandando hoy en empresas de reformas integrales en Las Rozas son las reformas de comunidades haciendo accesibles las zonas comunes para personas con problemas de movilidad.

En general, hay un criterio que siempre se tiene en cuenta: primar la facilidad de uso sobre todos los demás factores, de forma que no solo personas en sillas de ruedas o con alguna dificultad de movimiento puedan usar las instalaciones, sino también gente con visión reducida, por ejemplo. También se intenta que las rampas accesibles y demás elementos sean utilizables por todos, también las personas sin problemas especiales, de forma que se integren y que se aproveche el espacio para todos.

En las reformas integrales en Las Rozas, si construimos rampas accesibles para entrar  a edificios de viviendas, tenemos que tener en cuenta la inclinación. Para sillas de ruedas siempre ha de ser suave, el máximo es un diez por ciento y solo en tramos de tres metros o menos. La pendiente transversal puede ser de tan solo un dos por ciento. Esto hace que a menudo haya que instalar más tramos de los que son operativos para llevar maletas, carritos, etc., pero si hay en el edificio personas con necesidades especiales este objetivo tiene que ser prioritario.

Los tramos tienen que tener como máximo 9 metros y han de ser rectos, o con una curva muy suave (radio de curvatura de 30 metros o más). Además tiene que quedar una parte horizontal de al menos 1,20 metros al final y al principio de cada tramo.

Hay que poner pasamanos siempre que la pendiente sea superior al seis por ciento.

En Confisev Reformas podemos construir también otro tipo de rampas de acceso y barandillas.

haz clic para copiar mailmail copiado